BUENA DOSIS SEXUAL DE MÚSICA Y MÁS

Buena dosis sexual de música y más

Por: Raven Cerise Valentine

 

Como todos sabemos, la música siempre es un conductor o una buena arma para expresar sentimientos, acciones e intensiones. La música siempre ha servido como un activador mágico de sensaciones que estallan a través de los sentidos.

Al escuchar ciertas melodías nuestros sentidos se agudizan y nuestro cuerpo reacciona a dicho compás, y todo se mezcla en un aire de misticismo o euforia constante.

Todos en nuestras sesiones buscamos la forma de tener un espacio agradable, aromático y, sobre todo, sensual. Cada persona es diferente pero sin duda habrá canciones que le den el beat o la relajación a cada paso de la sesión.

Existen aplicaciones (bastante chafas), que nos ofrecen una par de listas de reproducción para el momento de la sesión, mas no cuentan con la calidad, ni el sonido, ni mucho menos logran el efecto que deseamos. Y a ti, ¿qué te gusta escuchar?

La música en una sesión nos puede ayudar para crear una ambientación propicia para el momento. También podemos utilizarla en algún juego de privación sensorial que, además de mantener aislado el oído del sumis@, la música seleccionada le dé la pauta para desatar su imaginación y relajarse aún más en esta interacción.

En este artículo te comparto 20 de las mejores canciones que creo pueden servirte para crear un ambiente idóneo para tu sesión:

 

  • Principles of lust – Enigma
  • La Traviata – Giuseppe Verdi
  • The Flower Duet (Lakme) – Leo Delibes
  • Intro – The XX
  • Infinity – The XX
  • Lagoon – Nightwish
  • Slow – Depeche Mode
  • Freelove – Depeche Mode
  • Invierno – Vivaldi
  • In your room – Depeche Mode
  • Hurricane – 30 Seconds to Mars
  • Dominated Love Slave – Green Day
  • Master & Servant – Depeche Mode
  • Ich Tu Dir Weh – Rammstein
  • Tainted Love – Marilyn Manson
  • Follarte – Estopa
  • Rein Raus – Rammstein
  • Claro de Luna – Debussy
  • Disintegration – Dita Von Teese & Monarchy
  • Love Get Out Of My Way – Monarchy

Como puedes ver, existen varios géneros musicales que puedes utilizar; desde las piezas clásicas hasta las canciones más inimaginables pueden servirte para pasar un rato inolvidable.

Raven Cerise Lepfrand

Raven Cerise Lepfrand

Sumisa, practicante de BDSM real y virtual desde hace cuatro años aproximadamente.
Fanática del café, los libros y los cigarrillos, de carácter peculiar pero sobre todo de una honestidad brutal.
Raven Cerise Lepfrand

Más escritos de Raven Cerise Lepfrand (Ver todos)

4 comments on “BUENA DOSIS SEXUAL DE MÚSICA Y MÁS”

  1. Lilly Responder

    En lo personal me encanta “Principles of lust y Hurricane” aunque de Era hay varias que se pueden utilizar que pueden ser muy sensuales.

    • Raven Cerise Responder

      Era es fantástico para una selección musical en una sesión, y que decir de la música clásica…

      Gracias por tu comentario Lilly, y también por leernos

      un saludo

  2. effe Responder

    Leyendo esta nota, que me resulta sumamente interesante, me quedo con tu ultima frase “desde las piezas clásicas hasta las canciones más inimaginables pueden servirte para pasar un rato inolvidable.”

    Y es que sobre las “canciones mas inimaginables” me he encontrado en la situación de elegir una lista de canciones ya armadas, en teoría seleccionadas para una sesión bdsm, justamente para sesionar con mi sumisa (quien es para mi una diosa sobre la Tierra), y en la misma lista, mientras progresaba la sesión, nos pasaron dos cosas completamente opuestas:

    La primera es increíblemente agradable. Debido a que es encontrarnos con canciones que no solo “encajan” de una manera magnifica en el momento particular del desarrollo de la sesión, y acompañan la temática aportando una nueva base de donde situarse para disfrutar el momento al máximo, sino también nos regala esa adrenalina de sorpresa que te da escuchar una canción que nunca habías escuchado en tu vida y que sabes que por el contexto en el que estas, nunca vas a olvidar. Para mi es algo excitante cuando sucede. Algo especial.

    Pero lamentablemente la situación opuesta puede darse aun escuchando la misma lista de reproducción. De hecho, en esa misma sesión, donde tuvimos un excelente inicio y a través de melodías nuevas, que en esa oportunidad en particular se trataba de música electrónica muy armónica y suave de tonos graves y profundos, la lista repentinamente mutó hacia algo sumamente oscuro y tétrico, sacándonos del placer para llevarnos a la interrupción de la sesión, del momento, de la conexión.

    Con esto no quiero decir que un estilo de música sea mas apto para el bdsm que otro. En definitiva es una cuestión de gustos y principalmente de escena. A mi no me importa si a los demás les parece lindo escuchar Enrique Iglesias o canciones de circo mientras sesionan. Como dije, (para mi) se trata de una cuestión de gustos.

    En conclusión, a partir de esa experiencia he reforzado mi tarea como Dom, de intentar seleccionar muy convenientemente la música para nuestras sesiones. Sacrifico esa sorpresa hacia mi, de encontrarme inesperadamente una canción nueva que me eleve el instinto, para regalarle esta misma sensación a mi sumisa y evitar caer en esa situación angustiante de interrumpir un momento de placer entre nosotros..

    Saludos, Effe

Leave a Reply