El no* siempre se respeta

Hacer berrinche no es respeto.

Intentar convencer no es respeto.

No aceptar razones porque “es suficientemente bueno” no es respeto.

Ridiculizar no es respeto.

Decir que lo “olvidaste” no es respeto.

Usarlo como moneda de cambio para decir que sí a otra cosa no es respeto.

Pedir lo mismo un día/una semana/un mes después sin que algo haya cambiado no es respeto.

Dejar de hablar no es respeto.

Rogar no es respeto.

Intentarlo de todas las maneras y pedir perdón después no es respeto.

Enojarte con la otra persona no es respeto.

Decir “lo hacemos poco a poco” no es respeto.

El no siempre se respeta.

¿Tú cómo reaccionas cuando escuchas un “no”? ¿Y tu pareja?

 

*”No”, en este caso, puede ser también una palabra de seguridad, previo acuerdo, etc.

Más escritos de Sandra Valerian (Ver todos)