Ds v/s SM?

Dentro de la vasta gama de prácticas que engloba el BDSM resulta que son miles de éstas las que se pueden ocupar para los juegos SM; sí, resulta que es demasiado versátil el sadomasoquismo infligiendo dolor o manejar juegos de impacto, azotar por cada rincón y recoveco de las partes del cuerpo ya sea con alguna extremidad de nuestro mismo cuerpo o con cualquier utensilio que encontremos en casa o con toda la variedad de juguetes sexuales que podemos encontrar en las sex shops o con los vendedores de productos que también son practicantes, las intensidades pueden variar dependiendo la resistencia de la persona masoquista siendo desde umbrales muy bajos hasta cosas que pueden superar la fantasía de películas extremas de Internet, todo esto es muy relativo y varía de persona a persona, así mismo como la educación que se les pueda dar para ir  aumentando sus umbrales del dolor, resulta que no es tan complicado lograrlo sin embargo eso es tema de otro artículo. A pesar de toda la cantidad de juegos y variantes que podemos tener en juegos de impacto o en prácticas en donde se inflinge dolor físico resulta que tomando un tutorial de Internet, tomando cursos que se imparten en diferentes agrupaciones y que en lo personal recomiendo asistir a las actividades de Calabozo MX, estas prácticas de sadomasoquismo se pueden dominar simplemente con práctica y obviamente dedicarle tiempo para perfeccionar estas técnicas, el problema no radica en dominar esas técnicas, cualquiera lo puede hacer, el problema radica cuando esas personas que practican SM quieren practicar también el arte de la dominación sumisión o Ds, Y esto mis muy queridos amigos y practicantes si está difícil porque éste arroz se cuece totalmente aparte, no consiste solamente en dominar técnicas, no consiste solamente en lograr dolores y respuestas físicas, se trata de ir mucho más allá, mucho más profundo que las sensaciones en la piel. Hablemos entonces del Ds, hay tanto y tampoco que decir al respecto porque hay que sentirlo más que entenderlo, antes de poder pretender siquiera dominar a una persona debe existir una autodominio y un auto control total para que esto lo puedas transmitir, no necesitas enviar órdenes a tu sumis@ lo puede sentir con tan sólo una mirada, con tan sólo una sonrisa, con tan sólo un movimiento corporal. En múltiples ocasiones he comentado que la mejor forma para poder llegar a ser un dominante es creyéndotelo, pero si en tu vida diaria eres totalmente pasivo sumiso resulta que es muy complicado poner en la escena del juego al momento de la sesión una actitud totalmente diferente y curiosamente resulta que cuando convivimos con las personas sumisas en su vida vainilla no solemos ser los dominantes que ven en la sesión resulta que nos ven frágiles, nos ven dudosos, nos ven tímidos y esto a la mera hora de tener la puesta en escena demerita la sesión, ojo es muy importante hacer ver a las personas sumisas que mucho más allá que un rol somos personas y que también necesitamos flaquear, también necesitamos liberar esas emociones, que somos frágiles como ell@s y que ocasionalmente también necesitamos que nos cuiden pero todo eso con transparencia, ¿cómo podemos instruir a la persona sumisa que podemos mantener el rol siendo tan humanos como cualquier otra persona? Pues bien estamos llegando a zonas pantanosas por qué resulta que a diferencia las personas sumisas, las personas dominantes casi no abren sus emociones casi no sacan a florecer sus demonios por tener el miedo a perder el rol, dominantes no tengan miedo, dá mucho más confianza una persona que muestra su integridad a alguien que solamente muestra incertidumbre. Si esta persona sumisa se burla, demerita, cree que te resta autoridad como dominante el mostrarte tal cual eres elimínala de tu vida no necesitas a alguien con quien no puedas ser tú mism@, estamos de acuerdo que la sesión es una puesta en escena y que hay que disfrutarlo y cada quien debe asumir su papel, pero más allá de eso se acuerda y negocía en equidad, entonces dominante abre tus demonios y miedos ante quien tienes enfrente y se desea entregar a ti, claro que no es sencillo, pero recuerda que así como tú tienes miedos y pasado tormentoso, así también tu sumis@, sé leal, íntegr@ y verás que no es tan complicado ser un Dom, no el que se espera en la web, si no el que tu deseas dar y el que desea recibir tu sumis@.

 

Ya entrando en materia, ve y siéntete orgullos@ de lo que eres capaz de dar, a ti mism@. Un Dom no se hace de la noche a la mañana, requieres autoestudio, autocrítica, conocer tus límites y alcances, incluso hasta podrías llegar a cambiar hábitos, en el entendido que si te harás cargo de controlar los tiempos, horarios, vestimenta, alimentos, higiene, imágen, sueño, sexo, deseos y mucho más, debes tener en cuenta que tu ya debiste tener control de todo eso y mas de tí, el trabajo se duplica y complica pues si bien tú dominas tu contexto, es un tanto más difícil entender el de alguien más, por lo que antes de cada encuentro escucha antes de ordenar, aprende a leer sus expresiones y lenguaje corporal, pregúntale sobre su vida, su trabajo, sus amistades, su familia y ya que pudiste leer si tu sumis@ está tranquil@ ahi definirás si la mega sesion humillante que tenías planeada terminará siendo un bote de helado viendo una peli o bien dejándote sorprender por la increible persona que tienes a tus piés. Después de lo que haya sucedido en sesión nunca olvides la retroalimentación, la cereza del pastel, el Aftercare, no existe mejor sumis@ que aquella que se siente realmente protegid@, valorad@, escuchad@ y atendid@ por su Dom.

 

Continuando con el tenor de ideas hay que crear anclas positivas en tu sumis@, ¿anclas? asi como se lee, resulta que no es tan complicado como parece, repite una caricia y estimúlale sexualmente, que logre orgasmos y repítelo cuantas veces consideres necesario, poco a poco irás sensibilizando a tu sumis@ hasta que con sólo tu voz podrás tenerle excitad@, con tu sólo aliento u olor puede alcanzar un orgasmo, no pierdas la paciencia, recuerda que la paciencia es virtud de dominantes. Es muy sonado que a una mujer mientras más orgasmos es más sumis@, mientras que a un varón se le somete con la restricción, pero no olvides que juegas con emociones y hormonas, “bombas de tiempo” que hay que darles fuga o te explotará en las manos y cuando menos lo esperes. Aprende a apretar y a aflojar en la cuestión sexual de tu sumis@, de vez en cuando ponte en su lugar, no seas tan arrogante como para creer que te la sabes de todas.

 

Una persona sumis@ sexualmente satisfecha te dará muy, pero muy buenas sorpresas.

 

Antes de dominar, domínate que la práctica nunca se acaba.

Marqués Alexander

Marqués Alexander

Soy un hombre dominante con mas de 20 años deexperiencia en el intercambio erótico de poder (BDSM) tanto en asesorías como en sesiones.

Actualmente administro la comunidad de Calabozo MX, doy cursos y sesiones tanto públicas como privadas.
Marqués Alexander

Más escritos de Marqués Alexander (Ver todos)