LA IMPORTANCIA DE DECIR NO

Hace poco acudí a un taller para tomar el poder sobre mi cuerpo, algo que creí que ya tenía dominado, sin embargo esa idea se fue en el momento en que me dijeron que pasara al centro del grupo y dijera ¡NO!

Decir no es algo que no se nos enseña, a pesar de que a muchos de nosotros cuando niños era lo que más nos decían: no metas eso a tu boca, no te subas ahí, no me contestes; sin embargo cuando como niño decías: no quiero comer eso porque me desagrada, te decían: cállate y comételo; cuando querías realizar alguna actividad que se consideraba que no correspondía a tu genero de nacimiento, era un no rotundo y fuerte, por lo tanto en la vida adulta, toleramos trabajos que no nos agradan o malos tratos de jefes y compañeros o peor aún sufrimos de abuso por parte de la familia, amigos y/o pareja por no saber decir no.

El ceder a hacer cosas que no queremos, depende de varios factores, dependiendo de la persona, como puede ser el miedo a defraudar o ser rechazado o la necesidad de ser aceptado o agradar a los demás, además de que se nos ha enseñado que el decir no, es algo malo, por lo tanto, nos hace malas personas y EGOISTAS por que no accedemos a lo que los demás quieren que hagamos, y es en el momento en que hacemos algo en contra de nuestra voluntad, que nos hace sentir mal, que nos es incómodo, cuando caemos en el abuso.

Por muy loco que parezca, el abuso no solo se da de parte de nuestra pareja, también la recibimos de parte de nuestra familia o amigos, y es tan común y sutil que a veces ni cuenta nos damos de él hasta que de plano ya nos vemos envueltos en deudas de dinero por ayudar a quienes nos piden prestado, o en situaciones de verdad incomodas con ellos por no saber decir NO y ser buenos a su ojos.

En el caso el BDSM, se vuelve un poco más visible, ya que en el imaginario quien desempeña el rol sumisx debe obedecer a ciegas al dominante, y es ahí cuando se pone peliagudo.

Es muy común escuchar historias donde el dominante aísla al sumisx, impidiéndole platicar con más personas o asistir a grupos del medio, porque él le enseñara todo lo que debe saber, o bien que se les realizan prácticas que generan una incomodidad que dista mucho de ser placentera en algún sentido, todo porque no sabemos decir eso No.

“Ahora, piensa en las distintas personas con las que convives y son cercanas a ti, ya sean tus padres, hermanos, amigos, hijos, pareja o amo, cuando estás con ellos (alguno o todos) ¿te sientes constantemente?:
➢ Criticadx
➢ Tensx,
➢ Angustiadx
➢ Triste,
➢ Temerosx,
➢ Ignoradx,
➢ Rechazadx
➢ Inservible, poco importante o sin ningún valor,
➢ Confundidx,
➢ Aisladx,
➢ Sin control de tu propia vida,
➢ Culpable de todo lo que sucede,
➢ Obligadx a mantenerlx contentx a toda costa,
➢ Que tienes que darle gusto, aun a costa de tus propias necesidades y deseos.
La persona, con frecuencia:
➢ Te ridiculiza frente a los demás
➢ Te critica o se burla constantemente de ti,
➢ Te insulta,
➢ Te manipula con mentiras, amenazas, frases sin terminar y/o a través del silencio,
➢ No reconoce tus cualidades,
➢ Usa expresiones faciales o corporales para asustarte,
➢ No te permite hacer lo que deseas, cuando lo deseas,
➢ Se opone a que veas a tu familia o amigos,
➢ Utiliza las demostraciones de afecto para premiarte o castigarte.
Si contestaste “sí”, a dos o más de las afirmaciones anteriores, estás viviendo una situación de abuso y debes poner un remedio, porque cada vez va a ser peor.”**

OJO, en el caso del BDSM, sabemos que esta la práctica de humillación, pero esta debe ser consensuada, además de que, como no siempre se está al máximo, debes tener siempre la opción de decir tu palabra de seguridad, y si te dicen que no, entonces ya no es consensuado y se convierte en abuso.

A veces, por el apego sentimental, enamoramiento o “amor” no aceptamos que estamos sufriendo ese tipo de maltrato, así que a pensar más con la cabeza, ve realmente lo que necesitas para ser feliz y lucha por ello, y lo que te lastime erradícalo, y si no puedes solx, busca ayuda.

Felices juegos.

 

 

**Tomado de la red: http://www.crecimiento-y-bienestar-emocional.com/abuso-emocional.html

Sayuri Flores

Sayuri Flores

Hola, soy Sayuri, practicante de BDSM en el rol de sumisa, tengo casi dos años aprendiendo y sé que aún me faltan muchos más, puesto que no se deja de aprender, asísto a las reuniones de calabozo, por si quieren conocerme y platicar 🙂
Sayuri Flores

Más escritos de Sayuri Flores (Ver todos)

Leave a Reply